Quantcast
  eleditor.com
eleditor.comOctubre 23, 2014,
pixel
 
11px
11px
Búsqueda
noticias videos fotos
11px
11px
 
 
 
Nota

Comparte esta columna
interior
Digg this Del.icio.us  Google NetScape Furl

Datos inadecuados ocultan disparidades educativas para los estudiantes asiático-americanos e isleños del Pacífico

  • Print Friendly

PRINCETON, Nueva Jersey, 6 de junio de 2013 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Los estudiantes asiático-americanos e isleños del Pacífico (AAPI) son un grupo dinámico y heterogéneo con grandes promesas y desafíos aún mayores. Sin embargo los métodos de recopilación y reporte de datos en su rendimiento académico ocultan disparidades significativas en las experiencias y resultados educativos, según un nuevo informe publicado en un simposio hoy en Washington, D.C.

(Logo: http://photos.prnewswire.com/prnh/20120110/DC33419LOGO )

El informe, iCount: Un movimiento de calidad de datos para asiático-americanos e isleños del Pacífico en educación superior, destaca la necesidad y los beneficios de la recopilación y reporte de datos desagregados para estos estudiantes. Los autores también ofrecen recomendaciones para enfrentar este desafío para garantizar un sistema educativo más eficaz y responsivo.

El estudio fue producido por la Comisión Nacional sobre Investigación en la Educación de Asiático-Americanos e Isleños del Pacífico (CARE) y Educational Testing Service (ETS). Los fondos fueron proporcionados por el Centro de Abogacía y Filantropía del ETS. Los Asiático-Americanos e Isleños del Pacífico en Filantropia (AAPIP) también proporcionaron apoyo financiero.

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­”El uso continuo de datos que trata a los AAPIs como un grupo agregado es problemático”, dice Robert T. Teranishi, profesor adjunto de educación superior en la escuela Steinhardt de cultura, educación y desarrollo humano en la New York University (NYU), y uno de los autores del informe. “Esto oculta los desafíos únicos que enfrentan los AAPIs relativos al sistema educativo de Estados Unidos. En pocas palabras, la agregación de subgrupos AAPI en una categoría de datos única es una cuestión de derechos civiles aún por resolverse”.

“Los datos desagregados para grupos individuales, por raza, origen étnico, género y otras distinciones demográficas, crean mayor conciencia acerca de las cuestiones y desafíos que impactan a los subgrupos de manera desproporcionada”, continua Teranishi. “La identificación de tales disparidades en rendimiento y logros permite a los profesionales y los legisladores en la educación superior focalizar los recursos donde sean necesarios. En consecuencia, los datos desagregados son herramienas esenciales para la abogacía y la justicia social, iluminando maneras de mitigar las disparidades en los resultados educativos y mejorar el apoyo para las poblaciones más marginadas y vulnerables”.

“Hemos estado interesados en esta cuestión desde nuestro informe en 1997, Diversidad entre los estudiantes asiático-americanos de último año de secundaria, emitido conjuntamente con la Federación Asiático-Americana de Nueva York”, explica Stephen Lazer, vicepresidente de evaluación de estudiantes y maestros de ETS. “También hemos incluido a los asiático-americanos en nuestros numerosos informes de brecha de logro. Sin embargo, al igual que muchos otros estudios, los datos agregados en este grupo no fueron muy útiles para comprender las complejidades y los desafíos que enfrentan estos grupos subatendidos de estudiantes. El ETS se complace en ayudar a crear conciencia acerca de este asunto a una audiencia nacional y buscar soluciones”.

El informe muestra que mientras los datos agregados presentan a este grupo como una entidad única, los datos desagregados muestran niveles muy distintos de logro educativo. Por ejemplo, los subgrupos de Asia del Este (chinos, taiwanesas, japoneses y coreanos) y Asia del Sur, (indios-asiáticos, pakistaníes y bangladeses) tienen mayores probabilidades de obtener un título de licenciatura en ciencias o superior como su nivel más alto de educación. Para otros grupos étnicos, emerge un patrón muy distinto. Los asiáticos del este, (los hmong, camboyanos, laosianos y vietnamitas) y los hawaianos nativos e isleños del Pacífico tienen mucho más probabilidades de no completar la escuela secundaria. Un patrón similar existe para esos grupos en hogares de recursos intermedios.

Los autores destacan varias iniciativas de éxito utilizando datos desagregados, incluyendo la campaña “Count Me In” en el sistema de la University of California. La universidad inicialmente reconoció ocho subgrupos étnicos pero una campaña creada para ampliar el número de subgrupos les condujo a incluir 23 subcategorías de AAPI en la solicitud universitaria de la UC.

“Estos datos desagregados permitieron a los administradores en nuestro sistema observar qué poblaciones de estudiantes están subrepresentadas en nuestro campus”, explica Judy Sakaki, vicerrectora de asuntos de estudiantes de UC Davis. “Segundo, han informado políticas, programas y servicios a lo largo del campus, de modo que los recursos se utilicen de manera más eficaz. Tercero, los profesores e investigadores tienen una fuente de datos rica para comprender la población de estudiantes de AAPI. Y estos datos facilitaron un cuadro más claro de las realidades y barreras de la educación superior para los subgrupos de AAPI que con mucha frecuencia son ignorados y subatendidos”.

El Sistema de la University of Hawai’i (UH) utiliza datos desagregados desde 1986 para monitorear el progreso educativo e identificar las barreras que los hawaianos nativos enfrentan en la educación postsecundaria. “Los datos muestran que mientras que 73 de cada 100 AAPI graduados de escuela secundaria persisten para obtener un título universitario, el índice de finalización para los hawaianos nativos (25 de cada 100) es mucho más bajo”, dice Pearl Iboshi, director de investigación institucional y análisis de University of Hawai’i. “En otras palabras, el 75 por ciento de los hawaianos nativos tendrá un diploma de escuela secundaria como el nivel educativo más alto obtenido”.

El informe también destaca el uso de datos desagregados por la University of Guam para el estudio y servicio de una población diversa de estudiantes además de la isla de Guam también de toda la región Asia Pacífico. “El uso de datos desagregados nos ha permitido abordar el éxito y la retención de los estudiantes”, dice Robert Underwood, presidente de la University of Guam (UOG). “También fue fundamental en UOG convertirse en una institución de servicio a los asiático-americanos, nativos americanos e isleños del Pacífico y obtener donaciones para el financiamiento de esfuerzos programáticos en reclutamiento, retención y graduación. También hemos desarrollado un programa de mentoría, proporcionados servicios de tutoría y ofrecemos asesoría académica objetivizada”.

Un llamado de acción

Varias implicaciones emergen de esta investigación centrada en la evaluación de necesidades, procedimientos de recolección de datos y prácticas de reporte de datos, indican los autores. Debe haber un impulso para un cambio en el que los campus universitarios que no desagregan los datos exploren con grupos de estudiantes y grupos comunitarios locales ya sea que haya una necesidad o razones para buscar cambios en sus conjuntos de datos.

No existe un solo estándar para las categorías de subgrupo étnico para la recopilación de datos de los estudiantes AAPI; las universidades, por lo tanto, necesitan recopilar los datos desagregados utilizando categorías que hagan sentido para representar el segmento demográfico único para sus estudiantes.

Además, independientemente del método, es importante que los datos desagregados sean accesibles para el uso de los investigadores institucionales, administradores, profesores universitarios y estudiantes participantes en la evaluación y valoración de los servicios y programas del campus universitario.

Por último, la reforma sistemática acerca de la recopilación, reporte y uso de datos desagregados se puede facilitar mejor a través de avocaciones y grupos de trabajo. Estos esfuerzos deben contar con el apoyo filántropo para compensar el costo relacionado con los sistemas cambiantes y crear una red más amplia de apoyo, los autores indican. El Departamento de Educación de Estados Unidos también puede desempeñar un papel en ofrecer guía y asistencia técnica a las instituciones, y lo más importante, la recopilación y reporte de datos desagregados de la población de estudiantes.

“La subrepresentación de la población de AAPI a través de datos agregados ha sido una barrera decisiva para el desarrollo de políticas y programas para promover el trato equitativo para la comunidad de AAPI”, dice Teranishi. “Hoy es el momento de abordar esta cuestión dado el hecho de que las decisiones basadas en datos son más prevalentes que nunca. Más aún, un esfuerzo para recopilación y reporte de datos más refinados es importante para la comunidad de AAPI, así como para la nación en general, mientras se vuelve cada vez más diversa y heterogénea. La manera en que respondamos ante la faz cambiante de América determinará nuestro futuro como una nación”.

Acerca de CARE

La Comisión Nacional sobre la Investigación de Educación de Asiático-Americanos e Isleños del Pacífico (CARE) identifica y examina las cuestiones clave que afectan a los estudiantes asiático-americanos e isleños del Pacífico (AAPI) a tener acceso y alcanzar el éxito en la educación superior en Estados Unidos. El proyecto CARE es informado por una comisión nacional, que consiste de profesionales de educación de K?12 y superior, legisladores y funcionarios públicos, investigadores y líderes de organizaciones activistas, así como un grupo consultor de investigación y equipo de investigación. El objetivo de CARE es evaluar la participación de los AAPI en la educación superior en varias regiones en Estados Unidos teniendo en consideración las diferencias en los antecedentes socioeconómico, étnico y nacional entre estos estudiantes.

Acerca de ETS

En ETS, promovemos la calidad y la equidad en la educación para las personas en todo el mundo a través de la creación de evaluaciones basadas en investigación rigurosa. ETS presta servicios a individuos particulares, instituciones educativas y agencias gubernamentales proporcionando soluciones personalizadas para la certificación de maestros, aprendizaje del idioma inglés y educación primaria, secundaria y superior, así como también conduciendo estudios de investigación, análisis y políticas educativas. ETS, fundada en 1947 como una entidad sin fines de lucro, desarrolla, administra y califica más de 50 millones de exámenes anualmente, incluyendo los exámenes TOEFL® y TOEIC®, los exámenes GRE® y las evaluaciones The Praxis Series?, en más de 180 países en más de 9.000 establecimientos en todo el mundo. http://www.ets.org

FUENTE Educational Testing Service

interior
 
Historias más vistas
    Videos
      Galerías